sábado, 31 de diciembre de 2016

ROMANCE HEROICO DE PEDRO SÁNCHEZ

Por su forma no es propiamente un romance heroico, pero el personaje se merece pasar a la historia como algo más que un don nadie.

Romance heroico de Pedro Sánchez

Españolas y españoles,
La historia que contar quiero
Es verídica y nos habla
De un héroe llamado Pedro.

Mayo de dos mil catorce.
Al Parlamento Europeo
En las urnas el PESOE
saca un resultado adverso.
Rubalcaba se retira,
Ve que se acaba su tiempo.
Hacen falta nuevas caras,
Urge tener líder nuevo.
Lo designarán las bases,
Votarán los compañeros.

Concurren tres candidatos,
A las primarias en serio.
De cartón piedra parecen,
Dice Felipe perplejo.
Susana y Andalucía
Avalan en masa a Pedro.
Es casi un desconocido,
Con buena facha y apuesto.
Pedro Sánchez Castejón
Logra ser líder electo.
Mas Madina y Pérez Tapias
Murieron en el intento.

Nunca un jefe socialista
Llegó por voto directo
De todos los militantes
Y no a través de un Congreso.
Pronto inundó los platós,
Se recorrió el país entero,
Su rostro joven y hermoso
Fue más visto que el tebeo.
En el circo Price un día
Con gran despliegue de medios,
La estrella, brillante y recia,
Se dirigió al mundo entero.
Y una bandera española,
Tan grande que daba miedo,
Sorprendente, tan inmensa,
que admiró hasta a los peperos,
ondeó en el escenario
luciendo como en el cielo.
El líder imita a Obama
Y posa como un torero.

Se convocaron comicios.
Consiguió arribar certero
Al puesto de candidato,
Pues era el único en juego.
En campaña electoral
Con Rajoy debate fiero,
De Bárcenas habla mucho
Y no se anda con rodeos.
“Es usted un indecente”,
Lo desprecia sin respeto.
Mariano le llama “ruiz”
En un rifirrafe tenso.

Pero el veinte de diciembre,
las elecciones perdieron,
se abre un triste panorama
que enfría el alma con hielo.
Esa noche de derrota
Habló muy solemne Pedro
Dijo que el PSOE hizo historia
Pese al fuerte retroceso.

Los barones y aparatchticks
Cerca de Ferraz corrieron
A poner las banderillas
Y a acosar al pobre diestro.
En el ambiente reinaba
Olor a pólvora y muerto.
Día de los inocentes,
Día en que niños murieron,
A manos del vil Herodes,
Según nos cuentan los textos.
Una batalla se augura,
Hay quien presagia un tormento.
El Comité Federal
Esta vez no huele a incienso.
Pero fue un día de paz,
Que acabó en entendimiento.
No llegó la sangre al río
Y al final hubo consenso.
El mandato fue muy claro:
No pactar con los peperos,
Ni con los soberanistas,
Ni tampoco con Podemos,
Salvo si estos renunciaban
A referéndum y excesos.

El Rey le pide a Rajoy
Que intente formar gobierno,
Mas Pedro dice “no es no”
Y que “de aquí no me apeo”.
¿Qué parte del no no entiendes?
¿No te he dicho que no quiero?

El Monarca, preocupado,
Le encarga al valiente Pedro
Que haga todo lo posible
para llegar a un acuerdo
y tener investidura
antes del fin del invierno.

Con frenesí y pundonor
Trabaja incansable el diestro,
Se reúne con Rivera
Y pasea con Pablemos.
Mas el malvado coleta
Le pide medio gobierno,
Más ministerios, la tele
Y hasta el servicio secreto.
Solo queda Naranjito,
A quien sí se lleva al huerto.
“Si se abstiene Pablo Iglesias,
A la Moncloa yo llego”.
“Como soy líder de base
Una consulta os prometo
A toda la militancia
Para lograr el refrendo
Del pacto con Ciudadanos
Que me llevará al gobierno”.

Cuando por fin llega el día
De pedir al parlamento
La confianza y el voto
Para llegar a buen puerto,
Pablenin, desde su escaño,
Con gesto airado y soberbio,
Los dientes muestra implacable,
Y ataca, duro y certero.
Le habla a Pedro de cal viva,
Con desdén y con desprecio,
Clava su daga asesina
Y acaba con el gran sueño.
La sesión de investidura
Termina mal para el diestro.
Solo le vota Rivera.
La Moncloa queda lejos.

Tras meses sin candidato
nombrado por el Congreso,
El Rey disuelve las Cortes
Y llama a votar de nuevo.
Pedro Sánchez Castejón,
Que a Rajoy mandó a paseo,
Pierde cinco diputados,
Mas se muestra muy contento.
Esta vez no habla de historia,
Pues no quiere cachondeos,
Pero celebra exultante
El fracaso de Podemos.
“No han conseguido el sorpasso,
No han logrado su deseo”.
El PSOE sigue segundo
Podemos llega tercero.
El pepé aumenta ventaja
Y Rivera saca menos.

Una nueva investidura
Tendrá que hacer el Congreso.
Rajoy acepta el envite,
Porque este sí es su momento.
Confía en que finalmente
el “no es no” sea un “sí, pero”.
En segunda votación
Muy firme se muestra Pedro.
Y no cede ni transige.
“Yo con Rajoy nada quiero”.
Miedo existe en el ambiente
A que de nuevo votemos
En terceras elecciones
Que nos lleven a un desierto.

La tensión con los barones
Día a día va en aumento.
Rivera y Rajoy no suman.
Tampoco el PSOE y Podemos,
A menos que al final pacten
Con parte del gallinero.
Las semanas van pasando
Y los nervios van creciendo.
El calendario presiona,
Los plazos son muy estrechos.
Quedan muy poquitos días
para evitar el infierno.

En Euskadi y en Galicia
votan nuevo parlamento
La elección para el PSOE
resulta un fracaso inmenso.
Tras otro fiasco dramático
Arrecian los movimientos.
En terceras elecciones
De seguro que perdemos.
Pactar con los diabólicos
sería un error tremendo.
Los barones ya conspiran
Con furor y desenfreno
Y los federales sufren
Un fuerte ataque de nervios.

Crecen fuertes los rumores
De que hay un pacto secreto,
Con Esquerra y otros grupos,
Con Colau y con Podemos.

Felipe se siente airado
No se siente muy contento.
Pone en marcha la consigna
De defenestrar a Pedro.
Y ha lanzado la señal
Para un feroz linchamiento.
Cebrián, con el grupo Prisa,
Se lanza como un poseso,
El País pide cabezas
En un ataque directo.

Pedro tiene mucha prisa,
Quiere una voz y no ciento
En el seno del partido.
Reclama pronto un congreso
Y también unas primarias
Que lleguen en tiempo récord.
Reúne a la Ejecutiva,
Pero no convoca al pleno.
Los rebeldes, indignados,
Dimiten con fuerte estruendo,
De la directiva huyen
Presto exigen ya un relevo.
Al Comité Federal
Van con quejas y lamentos.

Llegó el primero de octubre,
Un día para el recuerdo
De una reyerta española
De llantos y de lamentos.
Una disputa en la calle,
Una pelea en el pleno.
Horas y horas de debate
Para saber si hay congreso,
Si se vota o no se vota
Hacer primarias primero.
Barones y baronesa
Suman firmas con denuedo.
Tras horas de inmensa bronca,
Que son vistas en directo,
Se vota al fin de la noche.
Que no haya pronto un congreso.

Con lágrimas en los ojos,
Triste, distante y sereno,
En una rueda de prensa,
Muy digno dimite Pedro.
Una gestora se forma,
Ahora un papa triste habemos
Que dirigirá la nave
Durante un futuro incierto.
Un hombre serio y templado,
Muy callado y circunspecto.
El “no es no” pasa a la Historia,
Fuera el pacto con Podemos.
Para evitar elecciones,
Abstenerse es el sendero.
Temprano empiezan traiciones,
Y deserciones a cientos.
Portavoz Antonio Hernando,
Defendió el no con empeño.
Pero cuando va Rajoy
A pedir el voto al pleno.
Justifica la abstención
Y nos deja boquiabiertos.
La gestora va despacio
Y sigue el camino lento.
Susana quiere coser
Mas el roto no es pequeño.


Pero el líder no claudica.
Y en la tele lo tenemos.
Jordi Évole en la sexta
Se dedica con desvelo
A un programa monográfico
En el que anuncia muy recio,
Con rotundidad retórica:
“Españoles, Pedro ha vuelto”.
El líder depuesto sangra
Por la herida de su pecho.
Denuncia conspiraciones,
Presiones, pronunciamientos.
Anuncia solemnemente
Que él le devolverá al pueblo
La dignidad secuestrada
En un futuro Congreso.
No se arruga, no se va,
Seguirá en la lucha entero.
Informa de que él regresa
Para dar la vuelta al ruedo.
Y que prepara sin duda
La venganza de don Pedro.


Continuará


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada